mx05_Calle escolar segura_Ciudad de Puebla

2017

El proyecto Calle escolar segura emana debido a la preocupación de madres y padres de familia por las velocidades que alcanzan los vehículos en el entorno inmediato a la escuela Instituto Continente AC de la calle Pátzcuaro, en la Ciudad de Puebla.

 

Las condiciones de diseño vial y urbano de este espacio público están orientadas a facilitar el tránsito de vehículos motorizados, relegando el poco espacio peatonal existente.

 

Por esta razón, el Laboratorio de Espacio Público en México se dio a la tarea de estudiar las condiciones de la misma y ayudar a gestionar la reducción de velocidad así como otras adecuaciones viarias.

 

Con el apoyo del Laboratorio de Espacio Público en México hubo un taller primero para los alumnos y alumnas, donde les enseñaron las prioridades en la calle, y aprendieron que el peatón va primero y el automóvil al final. Después también hubo uno especial para los papás y las mamás, que al principio, cuenta Auricel, manifestaron cierto rechazo pero después adoptaron todo lo aprendido para tener una mejor cultura vial.

 

Ari Fernando Valerdi, urbanista del Laboratorio de Espacio Público, invitó a los interesados a un taller de urbanismo táctico, donde les enseñaron cómo se puede intervenir el espacio público de una manera comunitaria, amigable y sobre todo autogestiva.

 

Después del diagnóstico y las capacitaciones se definió el proyecto, el cual consistió en utilizar  objetos donados, como llantas y plantas, para señalizar la calle: marcaron los espacios a respetar para que los automóviles no se estacionaran, hicieron reductores de velocidad marcados con pintura de colores, llantas pintadas por los niños y leyendas en el suelo de “zona escolar” y zonas para peatones.

 

Please reload