ar11_Proyecto aUPA_Tucumán

2017

¿Cómo podemos cuidar de nuestros hijos en una ciudad?

 

La crianza de nuestros niños es una de las tareas más difíciles, aunque amorosas y satisfactorias, del mundo: alimentar, limpiar, jugar, estimular, educar, llevar y traer, curar cuando están enfermos, y la lista continúa. Contrariamente a la creencia común, los cuidadores pasan más tiempo fuera que dentro del hogar. Y cuando el espacio público es hostil a los cuidados, se convierte en una actividad más individualizada, exigente y solitaria – como sabrás si has intentado amamantar de pie, o cambiar un pañal bajo la sombra del único árbol que hay en la manzana, o si has intentado encontrar un lugar para socializar con otras madres y padres mientras los niños juegan.

 

¿Cómo podemos hacer que esto se parezca cada vez menos a una “misión imposible”?

 

Propusimos al desafío Urban95 de la Bernard van Leer Foundation un proyecto que combina varios enfoques en la intersección de estos problemas cotidianos. Ver VIDEO

 

De entre 151 propuestas recibidas, el proyecto aUPA, presentado por Verónica Mansilla (1319.TreceDiecinueve) y María Lombana (Universidad Nacional de Tucumán), fue el único argentino de los 26 proyectos vencedores, siendo 8 en América Latina. 

 

Prototipo aUPA kit

 

Para empezar, diseñamos un prototipo de “mobiliario urbano pop-up amigable con la crianza”.

 

  • Kits portátiles para la crianza de la infancia.

  • Proporciona autonomía personal.

  • Elementos plegables, llevados dentro de una mochila o bolso.

  • Ligero y transportable. Fácilmente por una sola persona.

  • Armado y desarmado en 5 minutos.

  • Diseñado para adaptarse a cualquier entorno urbano.

  • 4 tipos de Kits que combinan diferentes características, variando según el plegado de las piezas.

  • Puede ser desplegado individualmente o agrupado como un Sistema de Kits combinando varios de los mismos o diferentes tipos de ellos.

  • Brinda oportunidades para la interacción social.

  • Proporciona color, juego y comodidad donde quiera que se asiente.

 

Nuestros livianos aUPA kits se pliegan para que los cuidadores puedan transportarlos fácilmente en su vida diaria, y ensamblarlos en pocos minutos para formar un refugio donde un cuidador/a con su bebé pueda amamantar, cambiar un pañal o simplemente sentarse y relajarse. Si múltiples cuidadores los llevan al mismo lugar, pueden ser agrupados, delimitando un espacio para que los niños jueguen.

 

PARA DESCARGAR LAS FICHAS DE LOS aUPA kits, aqui: Kit 1, Kit 2, Kit 3. Kit 4

 

Los aUPA kits fueron diseñados en Argentina durante 2017 con fondos de la Fundación Bernard van Leer. Este trabajo puede ser reproducido en su totalidad o parcialmente exclusivamente para fines no comerciales, debiendo conservar sus créditos y autoría.

 

 

Vacíos urbanos

 

A continuación, nos propusimos identificar los “vacíos urbanos” – lugares en desuso en la ciudad que podrían ser recuperados por las familias. Hemos inspeccionado más de 500 posibilidades.

 

Redes de apoyo

 

Por último, pero no menos importante, nos propusimos generar redes de apoyo para la crianza. Conectamos a las partes interesadas cuya participación es necesaria para mejorar la habitabilidad de una ciudad para los cuidadores con niños pequeños, incluidas las ONG, los propietarios de terrenos y la administración local.

Llevamos adelante 15 talleres, charlas y reuniones con más de 400 participantes y logramos 20 acuerdos con fundaciones, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, instituciones académicas y gobierno en todos los niveles – municipal, provincial y nacional.

 

Al ponerlas a todas juntas, se pudo ver a madres y padres convergiendo en un vacío urbano con sus aUPA kits para los distintos eventos que se realizaron, a los que el proyecto aportó material lúdico adicional. Llamamos al lugar resultante Espacio aUPA – como lo explicamos, es una MicroPlaza en un MicroEspacio para MicroEncuentros. No se necesita mucho espacio para generar lugares acogedores para la infancia donde las familias puedan socializar. Recuperamos temporalmente 150 m2 de vacíos urbanos, y durante siete días de intervención más de 200 personas disfrutaron utilizando estos espacios.

 

Textos originales publicados aquí y aquí

 

English version:  here , here and here (aUPA kits)

Please reload